Mix

Cargados y cansados

Luego dijo Jesús: «Vengan a mí todos los que están cansados y llevan cargas pesadas, y yo les daré descanso. Pónganse mi yugo. Déjenme enseñarles, porque yo soy humilde y tierno de corazón, y encontrarán descanso para el alma. Pues mi yugo es fácil de llevar y la carga que les doy es liviana».    Mateo 11:28-30 Uno de los desafíos que descubriremos a medida que buscamos mayor intimidad con el Padre, es… Leer más »Cargados y cansados

El ayuno explicado por Dallas Willard

Tal vez tu ya tienes bastante práctica en la disciplina del ayuno o tal vez nunca lo has practicado. Creo que los siguientes párrafos te pueden aportar una mirada interesante respecto a esta práctica espiritual. Te dejo el texto transcrito a continuación:

Liderando como Jesús 2/ Dependencia

Generalmente comenzamos nuestras reuniones, proyectos o ideas con una oración casi por costumbre . Esta oración puede ser algo así como: “Señor bendice todo lo que vamos a hacer”. Pero ¿Es esto realmente ser dependientes de Dios de la misma manera como lo hacía Jesús? ¿Será que muchos de los errores y desaciertos que cometemos en nuestro liderazgo son porque no tenemos una real dependencia del Padre? Jesús dependía directamente… Leer más »Liderando como Jesús 2/ Dependencia

Los pequeños pasos de una gran comisión

Cuando escuchamos de hacer discípulos muchas veces nos frustramos. Entendemos la importancia y centralidad de esta instrucción de Jesús, pero muchas veces no sabemos cómo vivirla en nuestras vidas. La gran pregunta es ¿Cómo lo hacemos? Tal vez nos sentimos identificados con algunos de estos ejemplos: Andrea es estudiante. Ella está segura de que Dios la va a usar después que termine la universidad. Está emocionada acerca de esta perspectiva.… Leer más »Los pequeños pasos de una gran comisión

10 ideas para refrescar tu vida de oración

refresh

¿Te ha pasado que caes fácilmente en una rutina de oración? ¿Tienes ganas de orar pero no sabes como hacerlo en tu día a día?
Aquí algunas ideas que te pueden ayudar a refrescar tu vida de oración. 

1. Ora de manera sencilla

Una de las cosas que más nos frustra en la oración es pensar que la oración debe ser sofisticada. La verdad es que la oración es uno de los lenguajes más profundos pero a la vez más sencillos que pueden existir. Mantén tu oración simple. No busques grandes palabras, conceptos o ideas. Tal vez van a existir otros momentos para esto. Pero si quieres refrescar tu vida de oración te invito a practicar la oración como si fuera una simple conversación con un buen amigo. Sencillamente cuéntale a Dios lo que hay en tu corazón, convérsale, háblale, así de simple. 

2. Usa un aplicación para llevar tus peticiones
La tecnología puede ser una muy buena herramienta para crecer en nuestra espiritualidad (si la usamos de buena manera) Algo que me ayuda a mi es llevar un listado de peticiones personales (o de otras personas) en una aplicación en mi celular. Hay varias que te puede servir como Trello, Wunderlist, Evernote, Onenote. Elige alguna que te permita categorizar tus listas y así poder hacerle un seguimiento. Muchas de esas aplicaciones te permiten agregar notas a cada componente de la lista. Esto te puede servir para anotar pensamientos, pasajes bíblicos o ideas que te vengan a la mente cuando estés orando por esa petición en particular.

3. Mezcla la oración con algo que te guste hacer

¿Te gusta correr, caminar, andar en bicicleta, caminar, escuchar música, cantar, tocar algún instrumento? Perfectamente puedes orar haciendo estas cosas que te gustan. Algunas personas piensan que sólo se puede orar en alguna posición en particular y en un lugar específico. Dios está en todas partes y de hecho ¡Está al lado tuyo cuando estás haciendo todas esas cosas! Puedes perfectamente integrar la oración con tus hobbies favoritos. Por ejemplo: si corres en cada vuelta puedes presentar una petición particular (trata de mejorar tu estado físico para orar más :), si cocinas tal vez mientras preparas un plato puedes ora por alguien en particular, si bordas dedica cada nuevo punto a una gratitud o situación en particular.

 

 4. Usa el diario

¿Cuál es el espíritu con el que lees ( o con el que quedas después de leer) el periódico? Es muy fácil sumergirse en las problemáticas sociales y olvidarse quien está en control de todo. En cada noticia puedes encontrar una razón por la cuál orar. Dios es el Dios también de la historia, de nuestros países y de nuestras realidades.

 

 5. Usa fotos

Si tienes fotos de tus seres queridos puedes usarlas para recordarte orar por cada uno de ellos. Puedes ponerlos en algún álbum en tu teléfono, computador, tablet o usar un álbum real de papel. También puedes pegar fotos de misioneros u otras personas en tu refrigerador. Puede ser una linda instancia de oración familiar orar una vez por semana por aquellos que están en las fotos de tu cocina.

 

 6. Busca un partner de oración

Si no eres muy bueno para mantener un ritmo de oración, tal vez puede ayudarte buscar a alguien que te acompañe en este desafío. Puede ser un amigo, amiga tu esposo, polola, etc. Algo de ayuda puede ser por ejemplo fijar alguna temática de oración diaria, semanal o mensual. Tener a alguien que te pregunte ayuda muchas veces a perseverar. 


7. Usa la música

A mi por lo menos me ayuda mucho tener música que me inspire a la oración. Hay veces en que simplemente las letras de las canciones se convierten en una guía para estar orando. Lo que yo hago es crear listas de canciones especiales para distintos “énfasis” de oración. Por ejemplo cuándo quiero orar por peticiones generalmente pongo música más suave, pero cuando la oración es más intensa lo acompaño de una música más rítmica o rockera. Sigue tu propio estilo.

 

 8. Ora mientras caminas

Esto es algo que me gusta mucho hacer. Orar mientras camino me ayuda a concentrarme mejor, estar más enfocado y además me ayuda a mantener mi estado físico. Puedes crear rutas de oración, orar por las personas de las casas por las cuales pasas, observar a la gente y orar o simplemente salir a conversar con Jesús. Te animo a intentarlo.

 

9. Da gracias

Algo que a veces se nos olvida es que la oración no se trata sólo de pedir. Dar gracias nos conecta con la perspectiva de Dios y nos ayuda a ir más allá de las circunstancias aparentes. Comienza dando gracias por lo bueno y lo malo. Dios está en control. Recordar esto refrescará tu vida y también tu práctica de oración.

 

10. Recuerda que Dios siempre te escucha

Por último recuerda esto: Dios escucha tus oraciones. La oración no es un monólogo, es el fruto de una relación. La Biblia dice que el siempre escucha nuestras oraciones y que quiere responderlas (1 Juan 5:14-15) . Afírmate de esto mientras oras. No siempre vas a tener el sentimiento o la sensación de que el te está escuchando, algunas veces sí, pero otras no. No te frustres. Lo que debe guiar tu vida no son tus emociones sino la convicción de saber que lo que Él nos ha dicho es cierto. Y la verdad es que Dios siempre está atento a lo que le decimos.

 

¿Cuáles son algunas otras formas que a ti te han ayudado a refrescar tu vida de oración? ¿Practicas ya algunas de las que he mencionado? 

 

Leer más »10 ideas para refrescar tu vida de oración

Pasos iniciales para vivir intencionalmente / Desarrollo de Líderes – Capt. 3

En este capítulo hablaremos acerca de como comenzar a vivir de manera más intencional. Muchas personas viven frustrados porque no logran apartar tiempo para lo que realmente traerá frutos en sus propósitos de vida. Viven ocupados en lo accesorio más que en lo importante. Uno de los errores comunes es no saber como priorizar de manera óptima el tiempo para llegar a ser más intencionales en la vida. Aquí comparto… Leer más »Pasos iniciales para vivir intencionalmente / Desarrollo de Líderes – Capt. 3

1 minuto-No te distraigas

El otro día estuve a punto de caerme en una escalera porque tuve la genial idea de mirar mi celular mientras iba subiendo. Es muy fácil caer o tropezar cuándo uno se distrae en el camino. El autor de Hebreos al parecer sabía esto y nos lo recuerda “Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando… Leer más »1 minuto-No te distraigas

No pongas a Dios en primer lugar

Muy bien…antes de que tiren la primera piedra déjenme explicarles. Cuando nosotros hacemos una lista de cualquier categoría (ya sea una lista de compras, de tareas por hacer, de películas por ver)  vamos escribiendo los componentes de manera progresiva. A medida que encontramos los productos, o hacemos las tareas o vemos las películas, vamos haciendo un “check” y marcamos como “completado” (o encontrados, o comprados, o vistos o lo que sea).… Leer más »No pongas a Dios en primer lugar

Una vida de oración en medio del loco ritmo diario

Sabes lo que voy a decir incluso antes de que lo diga, Señor. Vas delante y detrás de mí. Pones tu mano de bendición sobre mi cabeza. Semejante conocimiento es demasiado maravilloso para mí, ¡es tan elevado que no puedo entenderlo! ¡Jamás podría escaparme de tu Espíritu! ¡Jamás podría huir de tu presencia! (Salmos 139:4-7) Muchas veces nos frustramos con nuestra vida de oración. Escuchamos a una persona que logra orar por dos horas y media cada día,… Leer más »Una vida de oración en medio del loco ritmo diario

El silencio del sábado

Recordamos el viernes con dolor y gratitud. Celebramos el domingo por la victoria de la resurrección. ¿Y el sábado? El sábado representa silencio. Representa aquellos momentos de nuestras vidas en los cuales no hay esperanza, sólo hay silencio. El sábado puede simbolizarse también en el paso por el desierto, ese lugar donde no nos gusta estar pero que inevitablemente experimentamos en nuestras vidas. El sábado es el día en donde los… Leer más »El silencio del sábado