padres

Previniendo el suicidio juvenil

me pregunto si en comunidades como las iglesias y familias cristianas estamos atentos y preparados para identificar síntomas de esta realidad. Creo que muchas veces tenemos paradigmas de pensamientos religiosos por los cuales podemos llegar a conclusiones tales como: “eso nunca nos va a pasar a nosotros”, o “mi hijo/a está protegido contra esto” o “son cosas que le pasan a las personas o familias sin fe”… Sorry que te lo diga, pero mi experiencia como pastor me indica que esta mirada simplemente es una negación de la realidad y no un acto de fe.